Tu cesta : 0,00 EUR
info@mamparasduchaonline.es

MANUAL DE INSTALACIÓN Y MANTENIMIENTO DE LOS PLATOS DE DUCHA.

Para la correcta instalación y mantenimiento de un plato de ducha se recomienda tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

En primer lugar, para la instalación del plato de ducha será necesario formar una superficie de apoyo a lo largo del plato, la base donde se colocará debe estar nivelada y seca para evitar que cualquier material llegue a curvar la disposición de este. Tras desembalar el plato de ducha es importante que utilicemos el embalaje para protegerlo durante el montaje. 

Posteriormente se colocará la válvula en su respectivo hueco, si ya hay instalado un bote sifónico, se debe retirar el vaso del interior de la válvula de desagüe suministrada, ya que el plato de ducha no evacuará si ya hay instalado un segundo bote.

Después situaremos masilla de Poliuretano en forma de cordón sobre la superficie que previamente habíamos preparado, para más adelante colocar el plato de ducha y confirmar que el suelo haya quedado perfectamente nivelado y comprobar su correcto desagüado.

Para finalizar, es importante que después de la instalación del plato de ducha este quede cubierto, con la finalidad de evitar posibles daños durante la colocación de los demás elementos como las columnas hidromasaje, griferías, la mampara de ducha, etc. Es imprescindible que antes de terminar con el proceso de alicatado se verifique que el plato desagüe correctamente como se ha mencionado anteriormente.

Por otra parte, para el mantenimiento diario de los platos de ducha se deberá utilizar una esponja no abrasiva, agua caliente y jabón neutro. Tras el acabado se recomienda secar con un paño para evitar la acumulación de manchas de cal.

Para eliminar las manchas comunes solo se requerirá el uso de un detergente multiusos que contenga lejía y frotar mediante movimientos circulares con una esponja no abrasiva. En cambio, en caso de que las manchas sean persistentes (tintes de cabello, quemaduras, tinta, etc.), se aplicará un detergente y una esponja ligeramente abrasivos, y si las manchas son excesivamente persistentes se recomienda utilizar un disolvente universal para los platos con colores claros y un trapo con vinagre blanco o de alcohol diluido con agua para los platos de ducha con colores oscuros.
Escrito el  6 Oct 2017 13:45  -  Enlace permanente

Comentarios

Ningún comentario.

Escribe un comentario

Los comentarios son moderados, serán publicados luego de ser aprobados por el autor.
El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web